¿Qué es la hiperhidrosis?

Se estima que una persona puede secretar hasta 2 litros de sudor al día en verano dependiendo del ejercicio que haya hecho, el clima y las situaciones estresantes a las que haya estado sometida.

En estos casos de hiperhidrosis axilar, el exceso de sudor provoca manchas y grandes cercos en la ropa haciéndose visibles en gran medida por lo que, quien la sufre, debe cambiarse de camisa varias veces, siempre vestir…

Se estima que entre el 1 y el 4% de la población padece hiperhidrosis; afecta de igual manera a hombres y mujeres. Hasta el 40% de los afectados tiene otro miembro de la familia con la misma afectación, por lo que es una enfermedad hereditaria.

¿DÓNDE SE LOCALIZA LA SUDORACIÓN EXCESIVA?

Las regiones afectadas por exceso de transpiración con mayor frecuencia son: sudoración en las axilas, la más frecuente, sudoración palmar (de las manos), sudoración plantar (de los pies) y sudoración facial (en la frente y cara).

Esta última se asocia a veces al rubor facial que consiste en el enrojecimiento del rostro. La sintomatología predominante es el sudor y humedad que en los pies y las manos se acompaña con frialdad de las mismas. En algunas personas se puede dar en más de una zona.

En casos aislados se da en espalda y pecho, siendo esto último consecuencia a veces de intervenciones quirúrgicas para eliminar la hiperhidrosis (sudoración compensatoria).

¿CÓMO AFECTA LA HIPERHIDROSIS?

Este exceso de sudoración continuo causa inseguridad y problemas importantes en la vida de las personas que lo sufren. Aunque puede parecer un problema leve, la hiperhidrosis es una alteración que condiciona negativamente el estado psíquico de la persona que la sufren y que dificulta sus relaciones sociales tanto como su trabajo profesional.

Todo ello suele generar un inconveniente social a estos pacientes que a menudo se sienten retraídos en sus relaciones habituales, y que acaba provocándoles una disminución de la autoestima.

¿Cuál es la causa más frecuente de la sudoración en exceso? ¿Estrés, ansiedad…?

El origen o la causa de hiperhidrosis, no es conocido en la actualidad, pero este puede incrementar en la estación de verano, situaciones de stress. La hiperhidrosis focal es un problema importante para el paciente que lo sufre. Actualmente el tratamiento con toxina botulínica, habitualmente tipo A es el tratamiento de elección para aquellos casos en los que fallan las medidas conservadoras. El resultado con la toxina es tan bueno, que la cirugía se reserva para aquellos pacientes que no responden a la toxina.

¿Cómo se diagnostica?

Hiperhidrosis es el cuadro derivado de la producción de sudor, por las glándulas ecrinas, mayor de 50mg/5minutos. Se conoce como hiperhidrosis focal idiopática al cuadro de hiperhidrosis en palmas, plantas o axilas. Otros cuadros de hiperhidrosis menos frecuentes son el denominado craneofacial, por sudoración excesiva en la frente. La hiperhidrosis tiene las siguientes características:

  • Es focalizada, simétrica, y en las zonas afectadas, gotean, se tornan frías, pegajosas, inflamadas, de color rosa deslustrado, con tendencia al violáceo.
  • No obedece directamente al calor.
  • No responde estrictamente a regulación metabólica (agua o electrolitos).
  • No regulada por la temperatura.
  • Es desproporcionada e independiente al resto del cuerpo.
  • Tiende a exacerbarse con el stress.
  • No tiene causa demostrable. Se delimita la zona de mayor sudoración con el test del sudor (yodo-almidón de Minor) que se realiza impregnando la zona sospechosa con yodo (betadine), a continuación se seca la zona y se aplican polvos de almidón de trigo. Se espera que el paciente vuelva a sudar unos cinco minutos aproximadamente. El test es positivo cuando el sudor tiñe de color azul oscuro el polvo de almidón. Posteriormente se delimita la zona.

¿Cómo actúa la infiltración de toxina botulínica para combatir este trastorno?

La base del tratamiento con toxina botulínica es que las glándulas sudoríparas ecrinas se hallan inervadas por el sistema nervioso simpático cuyo principal neurotransmisor es la acetilcolina, la toxina botulínica impide que la acetilcolina llegue a este neurotransmisor.

¿Qué resultados a largo plazo tiene este tratamiento contra la hiperhidrosis.?

El tratamiento de la hiperhidrosis axilar con toxina botulínica está avalado por la experiencia con buenos resultados, con dosis de 50U por axila, reduce la producción de sudor de un 80%, desde el tercer o cuarto día hasta seis u ocho meses.

En la experiencia de nuestras clínicas, hemos observado que el efecto de la toxina botulínica en sesiones repetidas entre sesión y sesión, el tiempo se va prolongando, es decir si antes me infiltraban la toxina botulínica a los seis meses, con los años, aproximadamente al tercer año se realiza cada año.

Después de someterse a este tratamiento, ¿qué recomendaciones médicas sugiere (uso de ropa de algodón, antitranspirantes específicos…)?

  • Ducharse solo con agua, no usar ni gel, ni cremas en las zonas tratadas para evitar infecciones, durante las 24 horas posteriores al tratamiento.
  • Secarse bien después de bañarse. Las bacterias y los hongos crecen en sitios húmedos.
  • En los pies usar polvos o plantillas absorbentes.
  • Elija la ropa permeable al aire.
  • Use tejidos naturales, como algodón, lana y seda, que permiten que la piel respire.
  • Pruebe técnicas de relajación como el yoga, la meditación.
  • Cuide su dieta, evite bebidas con cafeína, alcohol.